Munich

Múnich

Múnich, con más de 5.8 millones de habitantes, es la ciudad más grande de Baviera, al sur de Alemania. También es la tercera ciudad más grande del país, después de Berlín y Hamburgo.  La ciudad ofrece muchísimas cosas para hacer: castillos, iglesias antiguas,  fiestas tradicionales, un montón de museos y mucho más. La iglesia “Frauenkirche” de Múnich es un monumento muy famoso y se encuentra cerca de la plaza “Marienplatz”. Destaca de esta iglesia su torre sur, subirla es un imprescindible.  Ofrece una vista única: puedes ver todos los techos de Múnich y también  los Alpes. Durante la Segunda Guerra Mundial la iglesia fue gravemente dañada, pero se reconstruyó más tarde. La iglesia es un símbolo inconfundible de la ciudad de Múnich. Una cosa por la que la ciudad es muy famosa es “Oktoberfest”. En esta fiesta especial toda la gente se reúne, bebe un montón de cerveza y come platos tradicionales de Baviera como, por ejemplo, los bretzels. También escucha música típica de grupos bávaros y disfruta con cientos de turistas de todo el mundo, bailando y cantado todos los días. Localizado a dos horas de Múnich se encuentra el pueblo antiguo “Füssen”, que está al pie de los Alpes. Aquí puedes encontrar el castillo “Neuschwanstein”. Este castillo glorioso fue construido en el siglo XIX por el rey Luis II. Las torres blancas entre las nubes son fácilmente reconocidas por cualquiera. La primera intención de la construcción del castillo fue servir como refugio personal del rey, pero se abrió al público después de su muerte en 1886. A partir de entonces más de 61 millones de personas han visitado el castillo. A partir de 1836 Múnich es además una opción popular para los amantes del arte. La “Alte Pinakothek”  antigua es un museo de arte en la zona de artes de la ciudad. Es una de las más antiguas galerías del mundo y posee una de las colecciones más famosas del mundo del pinturas de grandes maestros.Esta colección de pinturas de italianos, alemanes, holandeses y flamencos pertenece son una de las más importantes del mundo. Más de 800 obras se exhiben en la pinacoteca de Múnich. El casco antiguo de la ciudad tiene una atmósfera tranquila y agradable, pero también ofrece lugares impresionantes, como museos y galerías. Por estas razones no es una sorpresa que esta metrópoli del sur de Alemania sea tan popular para turistas del todo el mundo.

Seguro que una visita a Múnich siempre vale la pena. ¿Te animas a visitarla y, de paso, aprender un poco de alemán? Si te interesa estudiar alemán en Múnich, recuerda que PROYECTO IDIOMAS te ofrece la opción de hacer un curso con alojamiento ¡Sin gastos de gestión! Solicita un presupuesto sin compromiso a: info@proyectoidiomas.com

 

Munich

Munich is the capital and with more than 5.8 million inhabitants the biggest city of the German state of Bavaria and the third largest city of Germany. The city itself has a lot to offer: beautiful castles, old churches, traditional celebrations, museums and more. The Frauenkirche in Munich is a popular attraction and is located near the Marienplatz. What is special about this cathedral is that the south tower can be climbed. It offers a unique and wide view across the rooftops of Munich and the Alps. During World War II the cathedral was very heavily damaged, but was later rebuilt. The Frauenkirche is an unmistakable symbol of the city of Munich. One thing the city is especially well known for is: the Oktoberfest. At this special celebration people gather together and drink loads of beer, eat traditional Bavarian food such as pretzels, listen to live brass bands playing traditional Bavarian music and enjoy themselves with hundreds of other people from all over the world, dancing and singing the hours away. During this fest Munich receives many tourists. Located 2 hours from Munich, the enchanting old-world town of Füssen lies in the foot hills of the Alps. The fabulous and ethereal Neuschwanstein Castle can be found there. This glorious castle was built in the 19th-Century by the mad King Ludwig II, a man intoxicated by mythology. The shimmering white towers of the castle among the clouds are instantly recognizable to many who haven’t even heard the name Neuschwanstein. The palace was intended as a personal refuge for the king, but it was opened to the paying public immediately after his death in 1886. Since then more than 61 million people have visited Neuschwanstein Castle. More than 1.3 million people visit the castle annually. Since 1836 Munich has been a popular address for art lovers. The Alte Pinakothek is an art museum located in the Kunstareal area. It is one of the oldest galleries in the world and owns one of the most famous collections of Old Master paintings; its collection of Early Italian, Old German, Old Dutch, and Flemish paintings. More than 800 of these paintings are exhibited in the Alte Pinakothek. Munich’s walkable centre retains a small-town air but holds some world-class sights, especially art galleries and museums. Due to its old and beautiful places to visit and modern charm, it is no surprise why southern Germany’s metropolis is such a favourite among tourists, therefore with all their cultures and art galleries, Munich is worthwhile visiting.